Ya no quiero ser un robot

En tiempos pasados, mi sentido de artista estaba fundamentado en la cantidad de pinturas que estaba apurada en hacer y además posicionarlas en el mercado (digase galerías).

Antes mi neurosis rampante dictaba mi trabajo y me evaluaba a mi misma en la cantidad de obra que hacía cada dia o cada semana.  Hoy Me declaro imposibilitada a dar un paso mas allá del que naturalmente puedo hacer.

Darle al mercado o al consumo del arte lo que quieren ver y no lo que ofrezco,  es poner las riendas del carruaje en manos de los caballos.

Me tardo un montón de tiempo en terminar una pintura, cada pintura tiene su propio tiempo de cocción. Cada consumidor es importante por eso es menester darle tiempo a cada pintura, ¿cuál? la que ella misma necesite.

Es imposible crear obra en actitud robotica o fundamentada en la neurosis.

Hoy por hoy el 98% de mi producción pictórica no se encuentra en el mercado, pues en realidad mi objetivo es crear arte, no esta en crear producto artistico.

No me encuentro en el mercado porque no cumplo con las espectativas del mercado, pues el mercado solo sabe vender. Las espectativas del mercado estan en crear marca.

La creación del Arte esta posicionado en el lugar opuesto de crear una Marca (al estilo coca cola y asi) pues cada obra pictórica es única e irrepetible.

Me resisto a ser o convertirme en una marca. Yo no quiero ser un robot. No estudié para crear mercado.