Limpiar

Limpiar

El acto de limpiar hace sentir que uno va dejando salir y abandonar lo que ya no sirve, eso mismo estoy haciendo en el blog ahora, tengo muchos enlaces que no funcionan y bastantes videos que ya no están porque los borre de los sitios como youtube o daily motion.

Ya se me irán soltanto las palabras y las letras correrán mas libres en lo que vuelvo a escribir. Mientras quizá solo se vayan dando ideas sueltan y sin motivo aparente.

En acatamiento

En acatamiento de las buenas costumbres es como algunos hijos de putos se resguardan asi mismos de una chinga directo a su geta. Pero cuando los que acatan dejan de hacerlo y responden, entonces sucede guerra.
Y ¿porque cabría responder?
Los acostumbrados a recatarse, dirán: es de civilizados…
Nunca en la historia de la humanidad se ha visto que por los recatados exista permanente paz y tranquilidad, así que es inútil ser recatado en pos del bien común, pues no existe en eso de “común” nada.
Asi que por decreto: no ser recatado, que cuando se necesite responder con una aka40 directo a la geta de los que perturban, será imperativo hacerlo.

Extraño mi taller

El taller de pintura es sagrado, ahi las mezclas de pintura e imprimaturas se revuelven con las ideas y los sentimientos.
Hace años que no tengo un lugar preciso en donde hacer mi tiradero, en donde pasar del caballete al piso y del piso al restirador. Pinto en mi casa, y como mi caballete oficial no cabía, Ruben me regaló uno que por su tamaño pudiera pintar cuadros mas grandes y que pudiera manejarse dentro de la casa. Asi que ahora estoy feliz con mi nuevo caballete.
Aqui les dejo algo similar a un taller de pintura, esta hecho en Superpoke Pets, un jueguito que me tiene divertida.


Mi taller de pintura

Ya no quiero ser un robot

En tiempos pasados, mi sentido de artista estaba fundamentado en la cantidad de pinturas que estaba apurada en hacer y además posicionarlas en el mercado (digase galerías).

Antes mi neurosis rampante dictaba mi trabajo y me evaluaba a mi misma en la cantidad de obra que hacía cada dia o cada semana.  Hoy Me declaro imposibilitada a dar un paso mas allá del que naturalmente puedo hacer.

Darle al mercado o al consumo del arte lo que quieren ver y no lo que ofrezco,  es poner las riendas del carruaje en manos de los caballos.

Me tardo un montón de tiempo en terminar una pintura, cada pintura tiene su propio tiempo de cocción. Cada consumidor es importante por eso es menester darle tiempo a cada pintura, ¿cuál? la que ella misma necesite.

Es imposible crear obra en actitud robotica o fundamentada en la neurosis.

Hoy por hoy el 98% de mi producción pictórica no se encuentra en el mercado, pues en realidad mi objetivo es crear arte, no esta en crear producto artistico.

No me encuentro en el mercado porque no cumplo con las espectativas del mercado, pues el mercado solo sabe vender. Las espectativas del mercado estan en crear marca.

La creación del Arte esta posicionado en el lugar opuesto de crear una Marca (al estilo coca cola y asi) pues cada obra pictórica es única e irrepetible.

Me resisto a ser o convertirme en una marca. Yo no quiero ser un robot. No estudié para crear mercado.

Déspotas escondidos detras de Ateísmo

600px-atheism1

Algunas personas se promulgan ateas ya que niegan la existencia de dios o dioses pues no tienen evidencia de su existencia. Todo perfecto hasta aqui pues cada quien es poseedor de sus creencias o la negación de ellas. Y se me ocurre que un verdadero ateo es aquel que sabiendo filosofar escoge para bien sus principios morales y eticos de vida.

Sin embargo me he encontrado en la vida con varias personas que explayando su posición ateísta actuan como verdaderos tiranos y déspotas, abusando física o psicológicamente a quienes creen en algo superior.
De como los veo, estas personas abusivas son además cobardes pues se esconden detrás de una posición ateísta y actuan como el mas fundamentalista dictador de cualquier religión dogmática, justificando sus resentimientos sociales en su seudo ateísmo.

Yo imagino que el ser ateo no debe ser sinónimo de persona sin moral, y valores básicos de la buena convivencia social. Y el respeto a los demás a creer o no creer es un valor fundamental y que no importa si se cree en dios o dioses.

El negar la exitencia de dios o dioses o dudar en su existencia no hace de estos seudo-ateos y seudo-escépticos merecedores de la corona en la jungla social.

Vease también:
1. Despota
2. Dictador
3. Escéptico